Kioto y sus maravillas desconocidas.

Experimentá la historia, tradición y cultura de Japón en medio de una magnífica naturaleza virgen.

Distrito Higashiyama, Kioto, Japón
Distrito Higashiyama, Kioto, Japón

Cuando cerras los ojos y pensás en Japón, probablemente te estés imaginando Kioto: sublimes jardines zen, misteriosos templos budistas, coloridos santuarios sintoístas, elegantes geishas y calles que están profundamente influenciadas por la cultura japonesa. Tanto es así, que en sus mares y montañas aún siguen vivas las leyendas más antiguas de Japón. El hecho es que, Kioto, es la ciudad más enriquecedora de Japón y un lugar que todos los viajeros deberían visitar al menos una vez en la vida.


Vista de la ciudad de Kioto, Japón al atardecer
Vista de la ciudad de Kioto, Japón al atardecer

Cuando la gente piensa en Japón, normalmente le vienen a la mente dos ciudades: Tokio y Kioto. Tokio puede ser la capital actual de Japón, pero Kioto mantuvo esa distinción durante más de mil años, desde 794 hasta 1868, antes de que el control de Japón pasara del Shogun al Emperador.


A pesar de este cambio de influencia, muchos todavía consideran a Kioto como el centro cultural e histórico de Japón, hay mucho que ver y experimentar en esta ciudad que es hogar de más de mil templos y jardines que le han ganado la reputación de ser la ciudad más hermosa del país.


Vista al Templo Tō-ji, Kioto Japón
Vista al Templo Tō-ji, Kioto Japón

Mejor época para visitar Kioto.

Los momentos más populares para visitar Kioto son durante los meses de primavera (marzo-mayo) y otoño (octubre-noviembre), cuando el clima es ideal y el paisaje es más sorprendente.


Ambas estaciones se caracterizan por un cambio dramático en el color: la primavera por sus rosas y blancos de flor de cerezo, y el otoño por sus rojos, naranjas y amarillos ardientes. A diferencia de sus inviernos fríos y veranos calurosos, el clima es templado en primavera y otoño, por lo que cualquiera de las estaciones sería el momento perfecto para visitar.


DIC-FEB: Esta es la época más fría del año en Kioto. A menos que quieras experimentar la nieve, probablemente este no sea el mejor momento para ir.


MAR-MAY: Esta es una de las épocas más populares del año para visitar Kioto. El clima es ideal. Los cerezos comienzan a florecer a fines de marzo y, por lo general, están en plena floración en la primera semana de abril. Como es de esperar, también es la época más concurrida del año, hay más multitudes y precios de hoteles más elevados. Lo mismo ocurre con la primera semana de mayo, que es la festividad de la Semana Dorada para los japoneses locales.


JUN-AGO: Esto es verano en Kioto. Las multitudes son más escasas, pero hace más calor y hay más humedad, por lo que puede que no sea el mejor momento para ir. Por lo general, es más caluroso en agosto y más lluvioso de junio a julio.


SEP-NOV: Al igual que la primavera, el otoño es una de las mejores épocas para visitar Kioto. El clima es ideal y el follaje otoñal es llamativo. También es una época donde hay más multitudes y precios de hoteles más elevados.


Calle Sanneizaka, Kioto, Japón
Calle Sanneizaka, Kioto, Japón

Mejores zonas donde alojarse en Kioto.

La zona centro e Higashiyama son las mejores zonas donde alojarse en Kioto. Te queda cerca de muchos restaurantes, tiendas y atracciones turísticas. Ambas líneas de metro de la ciudad pasan por estas áreas, por lo que es fácil moverse.


Para ayudar a comprender dónde están todas estas áreas recomendadas, te mostramos un mapa marcado por colores a continuación. Hace clic en el enlace para obtener una versión interactiva del mapa (las áreas marcadas son solo aproximaciones).


AZUL – Centro / Centro

ROJO – Alrededor de la estación de Kioto

AMARILLO – Higashiyama del Norte

NARANJA – Sur de Higashiyama

VERDE – Arashiyama

Mapa Kioto - zonas para alojarse
Mapa Kioto - zonas para alojarse

Lugares para visitar y pasear en Kyoto.

Hay MUCHO que ver en Kioto. Podrías pasar una semana entera por allá y aún no ver todo. A continuación enumeramos algunas de las atracciones más populares de la ciudad.


1. Kinkaku-ji (Pabellón Dorado).

Kinkaku-ji es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y una de las atracciones más memorables de la ciudad. Cubierto con pan de oro, es fácilmente el templo más llamativo de Kioto. De hecho, Kinkaku-ji es tan impresionante que una vez fue incendiado por un monje esquizofrénico que sintió que era "demasiado hermoso". El pabellón funciona como un shariden, es decir, como recinto donde se guardan las reliquias de Buda.


Fue construido originalmente en 1397 como villa de descanso del shōgun Ashikaga Yoshimitsu. Tras su muerte su hijo transformó el edificio en un templo Zen de la secta Rinzai. El templo se quemó varias veces durante la guerra Ōnin (siglo XV) y en 1950, cuando el novicio Hayashi Yoken prendió fuego al edificio. El edificio actual es una reconstrucción.

Kinkaku-ji - Kioto, Japón
Kinkaku-ji - Kioto, Japón

2. Fushimi Inari Shrine.

Fushimi Inari Taisha es un santuario sintoísta y es uno de los monumentos más populares de Kioto. Es conocido por unas 10.000 puertas torii de color naranja que forman un sendero panorámico de 2 a 3 horas de duración hasta el sagrado monte Inari. Fundado en el año 711 d. C., también es uno de los más antiguos y sirve como sede de más de 40.000 santuarios dedicados a Inari, el dios del arroz y el sake.


Donado por empresas e individuos agradecidos por sus bendiciones, el largo túnel de toriis es uno de los lugares más emblemáticos y sagrados de Kioto. De hecho, este santuario es tan reverenciado que miles de comerciantes y empresarios japoneses van al lugar anualmente para orar por el éxito y la prosperidad en los negocios, especialmente al comienzo del nuevo año.


Las inscripciones en los toriis indican los nombres y direcciones de las empresas y personas que las donaron.


Aunque las multitudes pueden ser bastante densas al principio, se reducen a medida que uno avanza. Lo ideal es visitar el santuario temprano por la mañana o al final de la tarde.


Si uno tiene hambre durante la caminata, puede detenerse y disfrutar en uno de los restaurantes de un plato de kitsune udon y un poco de sushi inari. Ambas son especialidades locales asociadas con el Santuario Fushimi Inari.


Pd: Si pensás visitar el santuario, no te olvides de decir una oración por la prosperidad mientras estás allá.


Fushimi Inari Taisha - Kioto, Japón



3. Bosques de bambú de Arashiyama.

Los bosques de bambú del distrito de Arashiyama son una de las zonas más populares y fotografiadas de Kioto. Famoso por sus imponentes tallos de bambú, es un lugar mágico que merece la pena visitar.


Además de estos bosques de bambú, toda el área de Arashiyama está salpicada de interesantes templos, jardines, pintorescas tiendas y restaurantes. Es un lugar perfecto para pasar el día recorriendo y tomarse fotografías mientras disfrutas de la hermosa naturaleza.

Bosque de bambú, Arashima, Kioto, Japón
Bosque de bambú, Arashima, Kioto, Japón

El bosque de bambú de Sagano, también conocido como el bosque de bambú de Arashiyama, es uno de los lugares más fascinantes, hermosos y serenos que uno puede visitar en Kioto, Millones de árboles de bambú se elevan en un área grande, creando una vista espectacular. El bosque es verde y tranquilo, como un mundo completamente separado de la vida bulliciosa.


Esta zona es considerada uno de los bosques más bellos de Japón, tanto es así, que los japoneses eligieron este sitio como su lugar favorito para visitar.


Los japoneses también utilizan el bambú como material artesanal, realizan cestas, bolsos, sillas y vasos con el material, los cuales uno puede comprar visitando una de las tiendas de artesanía de Arashiyama.


Arashiyama es un lugar turístico popular, por lo que suele estar muy concurrido y, a menudo, hay que hacer fila en las atracciones. Los momentos de mayor actividad son generalmente por la tarde, los fines de semana o los días festivos.


Para realizar sesiones de fotos en el bosque de bambú de Kioto, hay que llegar bien temprano por la mañana. Hay menos visitantes y el clima también es agradable. Aunque el bosque también está bastante vacío al final de la tarde, no habría suficiente luz para realizar las fotos.


Dar un paseo por el sendero del bosque de bambú es una experiencia fantástica. El camino principal se extiende unos 600m desde el Santuario Nonomiya Jinja, cruzando hacia el norte hasta el templo Tenryū-ji. El sendero principal es gratuito y abre las 24 horas.


Bosque de bambú, Arashima, Kioto, Japón



4. Templo Tenryū-ji.

Tenryū-ji formalmente conocido como Tenryū Shiseizen-ji, es un templo budista de la secta zen rinzai. Forma parte de los cinco templos zen más importantes de su ciudad y es el complejo principal de la escuela rinzai, fue en 1994 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la por la UNESCO y se considera el templo más importante de Arashiyama. Está ubicado justo al lado del bosque de bambú y alberga jardines japoneses con un estanque central con muchos peces de colores y como telón de fondo tiene las montañas boscosas de Arashiyama.

Templo Tenryū-ji, Arashima, Kioto, Japón



5. Templo Kiyomizu-dera.

Kiyomizu-dera es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y uno de los templos más famosos de Kioto. Es conocido como un templo para pedir deseos y presenta un gran escenario de madera construido sin el uso de un solo clavo.


Kiyomizu-dera, que significa "Templo del agua pura", está construido en el sitio de la cascada sagrada de Otowa. Cuenta con tres corrientes de agua separadas de las que los visitantes pueden beber. Se cree que beber de estos arroyos otorga a las personas los deseos de longevidad, éxito en los estudios y una vida amorosa próspera.


Antes o después de visitar Kiyomizu-dera, hay que asegurarse de explorar las encantadoras calles Sannen-zaka y Ninen-zaka. A ambos lados de estos caminos de suave pendiente hay casas tradicionales de madera, muchas de las cuales se han convertido en tiendas, cafés, restaurantes y casas de té. Es una de las zonas mejor conservadas y con un ambiente muy característico de Kioto.

Templo Kiyomizu-dera, Kioto, Japón



6. Santuario Yasaka.

Ubicado a solo unos minutos de Kiyomizu-dera se encuentra el Santuario Yasaka, uno de los santuarios sintoístas más famosos de Kioto. Es mejor conocido por su festival de verano que se celebra cada mes de julio llamado Gion Matsuri.

Santuario Yasaka, Kioto, Japón
Santuario Yasaka, Kioto, Japón

El Gion Matsuri es posiblemente el festival más famoso de Japón. Data de más de mil años y cuenta con enormes flotadores que miden hasta 25 metros de altura. El propósito original de Gion Matsuri era rezar para que se acabara una plaga de enfermedades en 869.


Desfile de flotadores en el festival Gion Matsuri en Kioto


Si viajas a Kioto a fines de marzo o principios de abril, es posible que desees visitar el Parque Maruyama. Ubicado justo al lado del Santuario Yasaka, es un parque público con docenas de cerezos. Es uno de los lugares más populares de Kioto para ver los cerezos en flor durante la primera quincena de abril.


Parque Maruyama, Kioto, Japón



7. Castillo Nijō.

El castillo de Nijo es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y la antigua residencia de Tokugawa Ieyasu, el primer shogun del período Edo de Japón. Es famoso por sus jardines paisajísticos, cerezos y un ingenioso sistema de alarma conocido como los pisos del ruiseñor.


Con cada paso, los clavos para pisos debajo de las tablas rozan contra una chaqueta o abrazadera para producir crujidos bajos que recuerdan a los cantos del ruiseñor, de ahí el nombre de "pisos de ruiseñor". Era un sistema de advertencia diseñado para alertar al shogun y sus guardaespaldas de cualquier ataque ninja inminente.

Castillo Nijo, Kioto, Japón



8. Ginkaku-ji.

Ginkaku-ji o el Pabellón de Plata es un templo budista zen que se inspiró en el Kinkaku-ji de nombre similar. Su nombre oficial es Jishō-ji. Es una de las construcciones icónicas de la Cultura Higashiyama del Período Muromachi. Inicialmente fue planeado como un lugar de retiro alrededor de 1460 por el shōgun Ashikaga Yoshimasa, quedando acordado a su muerte que se utilizaría como templo budista.


A pesar de su nombre, Ginkaku-ji no está cubierto de plata. No obstante, es un hermoso templo que es una de las paradas obligatorias en el Camino Filosofal: un camino de piedra a lo largo de un canal bordeado por cientos arboles de cerezos.

Ginkaku-ji, Kioto, Japón



9. Torre de Kioto.

La Torre de Kioto es una torre de observación de 131 metros de altura en el barrio de Shimogyō-ku en Kioto. La torre, en cuyo diseño participó el arquitecto Mamoru Yamada y la Universidad de Kioto, fue abierta el 28 de diciembre de 1964. La Torre Kioto es la estructura más alta de la ciudad. Su plataforma de observación se alza a 100 metros sobre el suelo y ofrece vistas de 360° del centro de Kioto, también cuenta con un hotel y comercios en su base.


La torre está ubicada al otro lado de la calle de la estación de Kioto, por lo que se puede hacer un viaje rápido a la cima al entrar o salir al de la ciudad. Se pueden comprar boletos de entrada en la puerta o por adelantado desde la web.

Torre de Kioto, Japón
Torre de Kioto, Japón

10. Visitar y explorar un distrito de geishas.

Explorar un distrito de geishas es una actividad que sin dudad hay que realizar cuando se visita Kioto. Son barrios atmosféricos caracterizados por una red de tiendas de madera machiya, Y si uno esta con suerte, incluso es posible ver a una geiko (geisha en el dialecto de Kioto) y a una maiko (aprendiz de geisha) caminando entre las casas de té.


Hay cinco distritos de geishas en Kioto, pero el legendario distrito de Gion es el más famoso con el mayor número de geikos activas. El área en realidad se compone de dos distritos de geishas: Gion Kobu y Gion Higahsi. Gion Kobu es el más grande de los dos y abarca la mayor parte del distrito.


Calles Hanamikoji Dori y Shinbashi Dori, Distrito de Gion, Kioto, Japón


Si te gusta la fotografía callejera, vas a querer visitar el distrito de Gion. También es un gran lugar para alquilar un kimono para fotos de Instagram.


Otro distrito de geishas que se puede visitar es el Callejón Pontocho. Es una franja de restaurantes e izakayas (típico bar o restaurante japonés) que corre paralela al río Kamo en el lado opuesto del distrito de Gion. Es mucho más pequeño que Gion pero igual de interesante. El Callejón Pontocho es encantador a cualquier hora del día, pero se disfruta mejor por la noche.


Callejón Pontocho, Gion, Kioto, Japón


Si vas a estar en Kioto para la temporada de sakura (florecen en los últimos días de marzo y primeros días de abril), quizás te interese asistir a Miyako Odori. Es una actuación de geiko y maiko que se lleva a cabo en el Teatro Kaburen-jo de Gion Kobu, cerca del Santuario de Yasaka. Miyako Odori es considerada uno de los cuatro grandes espectáculos primaverales de geishas en Kioto.



Excursiones de un día desde Kioto.

Si tenés suficiente tiempo de estadía en Kioto, es posible que desees ir y explorar más allá de la ciudad. A continuación enumeramos cuatro de las excursiones por un día más populares e interesantes que se pueden realizar desde Kioto.


1. Santuario Kifune.

El Santuario Kifune se encuentra más allá de la ciudad en el norte de Kioto, pero está lo suficientemente lejos como para incluirlo como una excursión de un día. Está en Kibune, un pequeño pueblo que se construyó alrededor del santuario.


Santuario Kifune, Sakyō-ku, Kioto, Japón


El Santuario Kifune está dedicado al dios del agua y la lluvia y se cree que es el protector de quienes viajan por mar. Es un popular retiro de verano, aunque quizás sea mejor visitarlo en otoño, cuando el bosque circundante estalla de color.


El santuario es conocido por sus escalones de piedra con farolillos rojos a ambos lados. Hay algunos ryokans (tipo de alojamiento tradicional japonés) y restaurantes en Kibune y una ruta de senderismo que te lleva al templo Kurama-dera y Kurama Onsen, que se cree que es una de las mejores fuentes termales de Kioto.


Templo Kurama-dera, Kioto, Japón



2. Osaka.

Osaka se encuentra a menos de media hora de Kioto, es la tercera ciudad más grande de Japón por población y la metrópolis central de la región de Kansai. Es un paraíso para los amantes de la comida y es considera por muchos como una de las mejores ciudades gastronómicas de Japón.

Castillo de Osaka, Japón
Castillo de Osaka, Japón

Si Tokio es la ciudad más emocionante de Japón y Kioto su centro cultural y artístico, entonces Osaka es una de las más deliciosas. Tiene una historia de abundancia, habiendo jugado un papel vital en el manejo de la economía de la nación y la distribución de sus bienes.


Durante el período Edo, los señores feudales de todo Japón entregaban arroz, productos agrícolas y otros bienes a Osaka para su posterior distribución a Edo o al actual Tokio.


Esto condujo a una gran cantidad de recursos, lo que le valió a Osaka el apodo de tenka no daidokoro o "la cocina de la nación". Hoy, ese nombre ha evolucionado para describir la reputación de la ciudad como un paraíso gourmet.


Pd: Osaka también es el hogar de Universal Studios Japan y su ubicación en la región de Kansai lo convierte en un excelente punto de partida hacia los fascinantes destinos de Japón.


Osaka, Japón



3. Nara.

Nara es una de las "tres grandes" ciudades más populares para visitar en la región de Kansai. Tiene el segundo mayor número de templos y santuarios en Japón, solo detrás de Kioto. Si no te cansaste de ver templos en Kyoto, entonces quizás quieras pasar un día en Nara.

Templo Todai-ji, Nara, Japón
Templo Todai-ji, Nara, Japón

Cuando la gente piensa en Nara hoy, generalmente piensa en ciervos. Pero lo que mucha gente probablemente no sabe es que Nara tiene la distinción de ser la primera capital permanente de Japón. Anteriormente conocida como Heijō, Nara se convirtió en la sede del gobierno del país en el año 710. Ocupó ese título hasta el 784, antes de que la capital se trasladara a Nagaoka y luego a Kioto, donde permaneció durante más de mil años.


Debido a que fue la primera capital permanente de Japón, Nara sigue siendo una ciudad culturalmente rica e históricamente significativa, solo superada por Kioto en su riqueza de templos y santuarios tradicionales. En Nara se encuentran las ocho atracciones históricas que conforman el sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO conocido como Monumentos históricos de la antigua Nara.


El sitio se compone de 26 edificios designados como Tesoros Nacionales, en cuyo núcleo se encuentra el Templo Tōdai-ji, un orgulloso hito de Nara que es venerado como uno de los templos históricamente más significativos de Japón.


Nara, Japón


Aparte de sus templos, el mayor atractivo de Nara es su pequeña bandada de ciervos Sika, animales domesticados que deambulan libremente por sus parques. Esta es quizás la razón número uno por la que muchos extranjeros vienen a Nara, para conocer y alimentar a los ciervos sika.


Como se comentan, son vistos como guardianes de la ciudad, por lo que son tratados con amabilidad y respeto. Se les puede dar de comer sika senbei o “galletas de venado”. Luego de alimentar al ciervo con una galleta, podes inclinar la cabeza ante el ciervo y algunos te devolverán la reverencia.


Podes encontrar ciervos en todo el parque, solo hay que buscar vendedores que tengan shika sembei. Cada paquete cuesta JPY 150 (yen japonés).


Parque de Nara, Japón



4. Amanohashidate.

Amanohashidate es un banco de arena de tres kilómetros de largo que se extiende por la desembocadura de la bahía de Miyazu en el norte de Kioto. Estrecho y cubierto de pinos, es una vista impresionante cuando se ve desde las montañas a ambos lados de la bahía. Tan pintoresco es Amanohashidate que se considera una de las tres vistas más atractivas para ver en Japón junto con Miyajima y Matsushima.


Con solo 20 metros de ancho en su punto más estrecho, Amanohashidate cuenta con casi 8.000 pinos. Hay un sendero para caminar en el banco de arena que se puede usar para ir de un lado a otro de la bahía, ya sea a pie o en bicicleta.


El banco de arena es el principal atractivo, pero hay muchos templos, tiendas, restaurantes y cafeterías a ambos lados de la bahía.


Se puede acceder fácilmente a Amanohashidate en tren, por lo que es un viaje de un día desde Kioto u Osaka. Si sos del tipo que viaja lento, entonces podes incluso considerar pasar una noche en el área. Cuenta con tiendas y santuarios y podes alquilar bicicletas para pasear por el banco de arena. Si preferís caminar, podes ir de un extremo al otro en 45 minutos sin ninguna prisa.

Amanohashidate, Kioto, Japón
Amanohashidate, Kioto, Japón

Aprendé la etiqueta japonesa básica.

Antes de realizar un viaje a Japón, tenés que saber que es un país de muchas reglas no escritas. Por lo cual es fácil cometer un paso en falso cultural allá, lo mejor es familiarizarse con los conceptos básicos. Sugerimos que consulte esta buena descripción general sobre la etiqueta japonesa para turistas.



¿Te interesaría visitar este destino?

Habla con uno de los agentes de Frontur Viajes ingresando el siguiente link: https://linktr.ee/fronturviajes.

32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo